Diabetes tipo 2

Vida y Salud

Salud y nutrición para una vida sana

En el artículo a continuación, puedes leer información sobre Diabetes tipo 2. El objetivo de este artículo es mostrar información salud y nutrición con caracter estrictamente divulgativo que no pretende sustituir la opinión de un médico o un profesional de la nutrición. Si tienes algún problema de salud o dudas que tengan relación con este artículo, Diabetes tipo 2, te sugerimos que consultes a tu médico o a un nutricionista.

La insulina se utiliza para el tratamiento de la diabetes

La diabetes tipo 2, también conocida la diabetes de adulto es mucho más común que la tipo 1. En la diabetes tipo 2 o bien el páncreas no produce un nivel adecuado de insulina o el cuerpo se hace resistente a su propia insulina.

La diabetes tipo 1, también conocida como diabetes de los adolescentes, se diferencia de la de tipo 2 en que el cuerpo deja de producir insulina por completo.

La diabetes de tipo 1 generalmente se diagnostica en niños o adultos jóvenes. La diabetes de tipo 2 es normalmente es diagnosticada en adultos mayores, sin embargo, cada vez es mucho más frecuente en la población más joven.

Síntomas de la diabetes

Con la aparición de la diabetes, ya sea de tipo 1 o tipo 2, perdemos nuestra capacidad de procesar adecuadamente el azúcar. Cuando esto ocurre, los niveles de azúcar en la sangre aumentan debido a la incapacidad del cuerpo para el transporte de azúcar a las células a través de la sangre. El azúcar es muy importante ya que es la fuente de combustible para las células en nuestro cuerpo.

La insulina es necesaria para el transporte de azúcar de la sangre y a las células. La diabetes es una enfermedad grave y puede conllevar a muchos otros problemas de salud. Algunos problemas que comúnmente se encuentran los diabéticos son un mayor riesgo de problemas cardiacos, problemas circulatorios, hipertensión arterial, problemas visuales y de ceguera, daño a los nervios y daño renal.

Al ser diagnósticada la diabetes, resulta sumamente importante que las fluctuaciones de azúcar en la sangre están bien controladas. Con un buen control de los niveles de azúcar en la sangre y la prevención de los períodos prolongados de un nivel elevado de azúcar en la sangre, las personas con diabetes puede vivir una vida sana y larga.

La diabetes es una enfermedad grave y puede llevar a muchos otros problemas de salud.

Diagnóstico de la diabetes

Afortunadamente para el diagnóstico precoz de diabetes, hay cada vez más herramientas disponibles para ayudar a supervisar y controlar la enfermedad. Los medidores de glucosa se están haciendo más pequeños y fáciles de usar. Las muestras de sangre necesarias para la utilización de glucosa son mucho más pequeñas que en el pasado. Los dolorosos pinchazos dedo ahora pueden evitarse con muestras de sangre que puede ser tomadas de zonas menos sensibles como el antebrazo.

Test de glucosa para la diabetes

En un futuro relativamente próximo, habrá dispositivos de control de la glucosa no invasivos que no requieren una muestra de sangre para nada. Un simple análisis de sangre, conocido como la prueba A1c, puede medir el promedio de niveles de glucosa en sangre durante los tres meses anteriores.

Esta prueba es una muy buena manera de controlar y medir la eficacia de los tratamientos actuales, la dieta, medicamentos. Esta prueba ya está disponible para uso doméstico y como tal, ni siquiera necesita una visita al médico.

Control de la diabetes

Los diabéticos de tipo 2 tienen más opciones a su disposición para el control de azúcar en la sangre que los diabéticos de tipo 1. No sólo existen medicamentos orales, a menudo eliminando la necesidad de tratamiento de insulina, sino también métodos que pueden eliminar la necesidad de medicamentos.

Los diabéticos de tipo 2 debe mantenerse informados con el fin de determinar los mejores métodos disponibles para hacer frente a su condición. Un buen comienzo es consultar a un médico especializado en el tratamiento de la diabetes. La mayoría de médicos especialistas tendrán asesoramiento nutricional para ayudar a entender la relación de diversos artículos alimenticios con los niveles de azúcar en la sangre.

Alimentación para la diabetes

Los diabéticos deberían estar muy familiarizados con suplementos de vitaminas, minerales, hierbas y opciones para mejorar el metabolismo y el control de azúcar en la sangre.

Algunos ejemplos de suplementos que son bien conocidos para ayudar a este respecto son el cromo, el magnesio y el sulfato de vanadio.

El sulfato de vanadio ha demostrado mejorar la sensibilidad a la glucosa y disminuir la resistencia a la insulina.

Varios preparados a base de hierbas han demostrado mejorar significativamente los niveles de azúcar en la sangre, el metabolismo del azúcar, y al parecer incluso mejorar la función de las células productoras de insulina en el páncreas. En particular, la gymnema sylvestris, conocida como "destructora de azúcar", ha demostrado tener efectos positivos y los beneficios para los diabéticos.

Ejercicio para controlar la diabetes

Junto con una nutrición adecuada, apropiada y los suplementos de vitaminas, otras consideraciones importantes son el control del peso y el ejercicio. El exceso de peso aumenta enormemente la carga en el páncreas ya que la grasa requiere mucha más insulina que el tejido magro.

El ejercicio no sólo ayuda a controlar la grasa corporal y reducir el peso, además, ayuda al transporte de azúcar de la sangre y en las células. La diabetes es una condición muy grave, pero con la dieta adecuada, el control de la glucosa, y el ejercicio puede mejorar considerablemente nuestra capacidad para controlar la enfermedad.

Tenemos que tratar de educarnos a nosotros mismos, no sólo en la importancia del estricto control del azúcar en la sangre, sino también los distintos métodos y opciones disponibles para ayudar en este sentido.

Al utilizar el buen juicio en la dieta, el control del peso, ejercicio y la suplementación adecuada, los diabéticos pueden reducir notablemente las complicaciones y llevar una vida sana y larga.

Artículos relacionados con Diabetes tipo 2