Virus del papiloma humano

Vida y Salud

Salud y nutrición para una vida sana

En el artículo a continuación, puedes leer información sobre Virus del papiloma humano. El objetivo de este artículo es mostrar información salud y nutrición con caracter estrictamente divulgativo que no pretende sustituir la opinión de un médico o un profesional de la nutrición. Si tienes algún problema de salud o dudas que tengan relación con este artículo, Virus del papiloma humano, te sugerimos que consultes a tu médico o a un nutricionista.

Virus del papiloma humano o VPH

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus que es el causante principal de las verrugas comunes de las manos y los pies, así como de las lesiones de las membranas mucosas de las cavidades oral, anal y genital.

La infección genital por VPH es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes.

Tipos de virus del papiloma humano

Se han identificado unos 60 subtipos del virus del papiloma humano, algunos de los cuales están asociados con condiciones cancerosas y precancerosas. El virus puede transmitirse a través del contacto sexual y se encuentra con frecuencia en el cáncer de cuello de útero.

Causas del contagio de VPH

Alrededor de un tercio de los tipos de VPH se puede transmitir a través del contacto sexual.

Algunos tipos de virus del papiloma humano (VPH) causan verrugas comunes de la piel. Algunos tipos pueden causar verrugas genitales, el signo más reconocible de la infección por VPH. En las verrugas genitales, es común la infección simultánea con numerosos subtipos de verrugas.

Otros tipos de VPH están asociados con el desarrollo de cáncer de cuello de útero.

Existen evidencias de laboratorio que muestran que existe un empeoramiento del cáncer de cuello uterino inducido por el VPH, especialmente por los tipos virales de alto riesgo.

A pesar de los fuertes vínculos entre el VPH y el cáncer cervical, la mayoría de las infecciones por VPH se resuelven espontáneamente y no causan lesiones mayores. Aunque la infección por VPH es común, el cáncer se desarrolla eventualmente en sólo un pequeño porcentaje de los pacientes infectados.

Otros factores que se cree que están asociados al VPH y el cáncer cervical, incluyen:

  • El consumo de tabaco.
  • El uso prolongado de anticonceptivos orales (más de 5 años).
  • Primeras relaciones a una edad temprana.
  • Tener múltiples parejas sexuales.
  • Tener otras enfermedades de transmisión sexual distintas al HPV.

Síntomas del VPH

Al igual que muchas otras enfermedades de transmisión sexual, las verrugas genitales causadas por el VPH a menudo no presentan síntomas. Según indican algunos estudios, casi la mitad de las mujeres con VPH no tienen síntomas visibles.

En muchos casos, sin embargo, entre las primeras 3 semanas y los primeros 3 meses después de la exposición se desarrollan pequeñas portuberancias, fácilmente visibles a simple vista. En las mujeres, las verrugas se producen en los labios de la vagina, en su interior o alrededor del ano. Las verrugas anogenitales pueden causar picazón.

Las mujeres también desarrollan verrugas cervicales, que son lesiones invisibles en sus primeras etapas. Las verrugas cervicales son una causa común de pruebas anormales de Papanicolaou.

Las verrugas en la piel (cara, manos, piernas, pies) pueden causar picazón o ligera sensibilidad al tacto, pero a menudo son asintomáticas.

Diagnóstico del VPH

Es importante para una persona que puede tener verrugas genitales que consulte con un médico para comprobar si existen otros tipos de infecciones o condiciones similares que se puedan descartar o tratar.

Las verrugas genitales se diagnostican mediante un examen visual directo. Es necesario realizar un examen pélvico para detectar y diagnosticar la infección cervical, mediante la prueba de Papanicolaou u otras pruebas. Las verrugas en la piel (cara, manos, piernas, pies) se diagnostican clínicamente.

Tratamiento del VPH

Las verrugas comunes en la piel pueden ser tratados por congelación (criocirugía) o productos con ácido salicílico (oclusal, TRANSVER-Sal, Duofilm y Viranol). Es frecuente que las verrugas reaparezcan. En casos graves, la terapia con láser pueden ser eficaz.

Las verrugas genitales a menudo se producen en grupos y pueden acumularse en grandes masas en los tejidos genitales. A menudo reaparecen después del tratamiento. Dependiendo de factores tales como su tamaño y ubicación, las verrugas genitales se tratan de varias maneras:

  • Un médico puede recomendar un tratamiento con un producto químico tal como solución de podofilina al 25 por ciento, que se aplica a la zona afectada y se lava después de varias horas. La podofilina no debe utilizarse durante el embarazo, ya que se absorbe por la piel y puede causar defectos de nacimiento.
  • Las verrugas pequeñas se pueden eliminar por congelación (con nitrógeno líquido) o quemarse (electrodesecación).
  • El imiquimod, una crema al 5 por ciento, que es un inductor de interferón, tiene una actividad moderada en la limpieza de las verrugas genitales externas.
  • A veces, la cirugía es necesaria para eliminar las verrugas grandes que no han respondido a otros tratamientos. Los médicos de algunos centros también utilizan la cirugía con láser para eliminar las verrugas genitales.
  • La infección cervical y los cambios celulares pueden requerir colposcopia, un examen sin dolor durante el cual se utiliza un instrumento de aumento con luz para ver los órganos reproductores internos en las mujeres.
  • En algunos casos, es necesario hacer una biopsia de tejido del cuello uterino. Esta consiste en tomar una pequeña muestra de tejido del cuello uterino y se examina bajo el microscopio. Dependiendo de la naturaleza de la lesión cervical, la cauterización, la congelación (criocirugía), láser o cirugía puede ser necesaria.

Artículos relacionados con Virus del papiloma humano